Maribel Domínguez
Compartir Artículo

Maribel Domínguez: “El fútbol me ha dado todo y me ha ayudado a crecer enormemente”

Publicado en / Actualizado en at

En conmemoración del próximo Día Internacional de la Mujer

Considerada como una de las mejores jugadoras en la historia del fútbol mexicano, a Maribel Domínguez, “Marigol”, le brota por los poros la pasión por el deporte y el orgullo de haber nacido en México, de vestir su camiseta dentro y fuera de la cancha. La excapitana de la Selección Femenil Mexicana es reconocida, entre otras cosas, por ser la máxima goleadora en el Preolímpico de Atenas 2004 y representar al Tri en estas olimpiadas alcanzando los cuartos de final. En 2017, inició su carrera como entrenadora nacional y hoy en día es la Directora Técnica de la Selección Femenil Sub-17. En anticipación al Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo, Domínguez habló con Concacaf.com sobre su trayectoria futbolística y su destacable entrega al deporte, las cuales son una inspiración para las niñas y mujeres que anhelan incursionar en el fútbol.

  • ¿Cómo te convertiste en entrenadora?
    Fue una transición bastante difícil. Sobre todo porque llevas una secuencia de jugadora y de pronto te das cuenta que tu carrera se va terminando. Mi pasión es el fútbol, siempre he estado muy concentrada en lo que quiero y siempre quiero estar ligada al deporte. En un principio es un poco complicado, porque de pronto te encuentras en el otro lado de la cancha.

    Agradezco a mis Directores Técnicos que siempre me apoyaron, me dieron el respaldo. Decidí ser directora técnica porque mis profesores me incentivaron, por el liderazgo que tenía como jugadora dentro del campo, saber manejar a mis compañeras, al grupo, eso es lo que me empezó a ayudar a motivarme, a voltear de este lado y por supuesto, el agradecimiento a la Federación Mexicana de Fútbol, que al retirarme del fútbol, me dieron ese respaldo para prepararme como Directora Técnica
     
  • ¿Cómo te ha empoderado el juego?
    A mí el fútbol me empoderó desde el principio de mi carrera, desde que era muy niña. Tal vez no me daba cuenta de la magnitud, pero escuchar a gente decir que las niñas y las mujeres eran para lavar trastes, que no aceptaban que una mujer estuviera en un campo deportivo practicando un deporte, me empoderó demasiado. Fue algo que en mi mente cambió: “entre más me digas que no, más lo voy a practicar”. Creo que desde ahí empieza todo, el empoderarme, hacerles ver la igualdad de género, que nosotras las mujeres podemos jugar este deporte, que para muchos el fútbol es de hombres, por lo cual creo que le estamos dando vuelta a la página.

    Empoderarme ya como jugadora, fue algo abismal. Te hace crecer como persona, te hace sentir bien, porque empiezas a tener un espacio ante la multitud, ante la gente, ante la sociedad, creo que ir jugando, tener la oportunidad de irme a otro país, valorar el mío, valorar a la gente, a mi familia. Todo ese empoderamiento es el que me ha ayudado para trascender.

    Las mujeres en el deporte, y en todos los ámbitos, hemos trascendido y nos estamos dando la oportunidad de tener ese espacio, y la sociedad cada vez nos está aceptando más, aunque todavía exista ese tipo de pensamientos, de tabús, se están haciendo las cosas para seguir trabajando
     
  • ¿Cómo impulsarías a más mujeres a convertirse en entrenadoras?
    A mí lo que me ha dejado esto, es que te das cuenta de que, como jugadora, puedes estar un pasito más adelantado que todo mundo, porque estar preparándote, saber jugar fútbol, también requiere inteligencia y estrategia. 

    Jugué, a lo mejor, sin saber nada de esto, y después de que ya te empiezas a preparar, saber formaciones, los movimientos, cuáles son los cambios tácticos, eso te hace ir un poco más adelantada que las demás. Me hubiera gustado tener esa oportunidad cuando jugaba.

    Siempre que tengo oportunidad, cuando veo a mis excompañeras, que ya piensan en que su carrera está terminando, les digo que se preparen, que aún pueden tener cabida en el fútbol, que entiendan mucho mejor este bello deporte y que se pueden divertir aún más. Invitarlas, porque aparte de todo es un deporte y cualquier persona puede desarrollarlo y sobre todo, que podamos ayudar a nuestro fútbol femenil, para que siga creciendo como lo estamos haciendo, cada vez estamos más las mujeres estamos tomando ese rol y la importancia de esto, es que hay muchas generaciones que necesitan de nuestro apoyo y conocimiento de lo que conlleva nuestra carrera; compartirles esas experiencias, eso es lo que va a hacer que sea mucho más fuerte este deporte en nuestro país y en nuestra zona. 
     
  • ¿Cuál ha sido la experiencia más gratificante de tu carrera?
    Como jugadora, haber ido a los Juegos Olímpicos. Para mí es algo hermoso, es algo único, respeto al Mundial, pero una Olimpiada no tiene precio, porque te hace pensar, te hace ver muchas cosas, estás al lado de tus deportistas favoritos. 

    Ganarle a Canadá por primera vez, una potencia mundial, que en ese tiempo eran jugadoras bastante destacadas; poder meterles dos goles y con eso poder llevar a México a unos Juegos Olímpicos, junto con el trabajo de todas mis compañeras, es lo más hermoso que me ha pasado en mi vida, esa experiencia jamás la cambiaría por nada y cada vez que veo una Olimpiada, me siento orgullosa de saber que yo asistí a una.

    Como Directora Técnica, el día que me hicieron la llamada, fue algo fenomenal, porque después de que terminé de jugar, me dijeron que me llamarían, yo tenía ganas de seguir preparándome. No vine a pedir el apoyo, esperé, quería tiempo también un poco para mí, después de estar tanto tiempo activa y posteriormente, cuando me hablan, que, si tardaron un poco, se me abrió el mundo, el corazón, volví a ser feliz, porque te estás dando cuenta que estás en un mismo rol, aunque ahora ya por fuera, pero se siente el mismo sentimiento, la misma emoción, garra, pasión. Para mí como jugadora en unos Juegos Olímpicos y como entrenadora, la llamada que me hicieron para formar parte de los Cuerpos Técnicos de Selecciones Nacionales es lo mejor que me ha pasado en toda mi vida.
     
  • ¿Qué disfrutas del fútbol?
    La unión que puede haber dentro de un equipo, que todo es sano, que puedes ayudar y que no solamente es un deporte en el cual te juntes y juegues, conlleva muchas cosas; muchos valores que te hacen crecer, conoces a tus mejores amigos y la emoción, la garra, la pasión que hay por este deporte, que es único. 

    Jugar fútbol es algo apasionante, que no puedo explicar, es mi vida. Hoy en día veo los partidos y mi corazón me tiembla, me dan ganas hasta de llorar, porque es algo que siento, que lo vivo al 100%, tal vez antes estaba dentro del campo y podía ayudar, ahora desde afuera también lo puedo hacer, pero no es lo mismo. Siento una gran energía de querer sobresalir, de querer luchar, es como si mi cuerpo se recargara de energía para seguir trabajando en esto y cada vez que veo a las niñas, a la Selección Mayor, es muy satisfactorio volver a tener ese sentimiento. Sobretodo la diversión que te encuentras y los valores que hay dentro del fútbol y que es ahí en donde consigues a tus mejores amigas.
     
  • ¿Por qué te ha apasionado ser entrenadora?
    Siempre he sido muy apasionada al fútbol y cómo no agradecer que después de haber hecho una carrera que la hice al 100% de mi capacidad, de darle lo mejor a mi país, pues también eso es lo que me emocionó y me puso muy feliz, en ese momento supe que iba a seguir trabajando, preparándome, para poder regresarle al fútbol, lo que realmente me ha dado, porque este deporte a mí como persona, me ha dado todo y me ha ayudado a crecer enormemente, como persona, como futbolista, valorar muchas cosas y que la gente se dé cuenta que el fútbol femenil también puede dar muchas emociones. Estoy muy contenta y deseo seguir preparándome para poder estar aquí muchos años, porque yo a la Selección la llevo en el corazón, es como si llevara el escudo tatuado en mi corazón y en mi mente, porque lo defendí como jugadora y ahora lo quiero defender de este lado.

    Ahorita estoy aquí, en Selección Nacional, tenemos en puerta algo muy importante que es el Premundial Sub-17, y es en México, que para mí se vuelve sumamente especial, porque es mi primer torneo oficial, mi primer eliminatorio para ganar un boleto a un mundial y va a ser en México, ¿qué más puedo pedir? El fútbol es tan hermoso, que te regala todo esto, es un sueño, mi debut como Directora Técnica profesional, en Selección Nacional, con una Sub-17, para poder ir a un mundial y luego en México, con jugadoras extraordinarias, una generación muy importante, que creo que van a hacer muchas cosas buenas.

Leer esto a continuación