Con los goles de Waterman, Panamá aspira clasificar al Mundial
Compartir Artículo

Cecilio Waterman ha sido una pieza clave para que Panamá esté en zona de clasificación directa para la próxima Copa Mundial de la FIFA Qatar 2022. (Foto FEPAFUT)

Con los goles de Waterman, Panamá aspira clasificar al Mundial

Publicado en / Actualizado en at

MIAMI. - La selección de Panamá está en zona de clasificación directa a la próxima Copa Mundial de la FIFA Catar 2022 y una de las piezas claves para lograr el objetivo es el delantero Cecilio Waterman.

Waterman de 30 años, habló con Concacaf.com desde Chile donde milita para el Everton sobre los nuevos retos y la interna de la selección de Panamá que enfrentará a Costa Rica el 27 de enero en su próximo partido en San José.

“La armonía y la unión que se vive dentro de la selección de Panamá son la clave para disfrutar del momento actual” asegura Waterman que junto a su compañero Rolando Blackburn son los máximos anotadores de los Canaleros en la Octagonal de Concacaf con tres goles cada uno.

Panamá comparte el cuarto lugar con México igualados en puntos con 14 pero con mejor diferencia de goles los Aztecas (+ 4) contra (+2) de los Canaleros. México y Panamá se enfrentarán en febrero en el Estadio Azteca.

Waterman debutó internacionalmente en el 2010 en un amistoso contra Honduras y anotó sus primeros goles en una clasificatoria el 5 de junio 2021 contra Anguila donde logró celebrar dos veces, goles que le dan confianza para seguir aspirando a lograr más metas en su carrera y con la selección nacional.

Para Waterman, todos los goles han sido especiales, pero el que le anotó a Curazao el 12 de junio 2021 tiene un valor especial porque ayudó a que su país lograra el ansiado pase a la Octagonal final de la Concacaf. “Quizá ha sido el gol más importante en este momento, pero todavía falta mucho por recorrer” manifestó.

Para el espigado delantero el gol que anotó contra la selección de El Salvador (16 de noviembre) con un remate de cabeza ha sido uno de los más bonitos y además, manifestó, “Fue todo, desde cómo cayó el balón y como logré pegar” recuerda Waterman. Ese partido, El Salvador ganaba desde el primer minuto y Panamá terminó, logrando el triunfo 2-1.


Cecilio Waterman celebra después de anotar contra Salvador, un gol que a la postre ayudó al triunfo. 

Pero como todo en la vida siempre hay algo que tiene un lugar especial, para Waterman, el gol anotado contra Honduras el 13 de noviembre en el Estadio Olímpico de San Pedro Sula vivirá por muchos años en su memoria.

Antes del ingreso de Waterman, la selección local ganaba dos goles a cero y a los 77 minutos, el delantero nacido en Colón logró anotar para iniciar lo que terminó siendo una remontada dramática después que César Yanis 80´ y Eric Davis 85´minutos anotaron los otros goles para consumar el triunfo tres goles a dos.

“Estaba convencido que íbamos a lograr la victoria. Recuerdo que estaba listo para entrar de cambio y no volteaba a ver a ningún lado, solo escuchaba al público y al entrenador de Honduras (Hernán Darío Gómez). Ingresé y anoté, festejé feliz porque quería demostrar que las cosas se pueden hacer bien y que antes muchas veces no me llamaron”, recordó Waterman.

Para Waterman, cada fecha de las clasificatorias será complicada ya que, para el mes de marzo, quedarán definidos los tres clasificados directos a la próxima Copa Mundial de la FIFA Catar 2022 y el que deberá jugar por el repechaje Intercontinental.


Cecilio Waterman espera seguir celebrando junto a sus compañeros de la selección de Panamá en lo que queda de las clasificatorias de Concacaf a la Copa Mundial de la FIFA Qatar 2022.  

" Todos son rivales directos y no podemos fallar. Lo mejor que tenemos es la unión de grupo, pero también nos hemos logrado compenetrar mucho, a pesar de que casi no jugamos juntos. Lo que más valora el técnico (Thomas Christiansen) es el control del balón, que sepamos salir jugando y que lo manejemos bien”, asegura el artillero panameño.

Sus inicios
Waterman recuerda sus inicios y figuras que lo inspiraron a llegar donde se encuentra en este momento.

Creció observando a futbolistas de la talla del francés Thierry Henry, a quien admiraba por su forma de definir las jugadas, así como el panameño José Luis Garcés, quien a sus 40 años continúa jugando en la Primera División del Fútbol de Panamá, con el San Francisco FC. “Siempre miraba cómo jugaba el pistolero y me encantaba”, dice.

Desde pequeño le gustó ser delantero y junto a sus compañeros de aventuras, Gabriel Torres y Luis Mejía (seleccionados) todas las tardes se dirigían a entrenarse con las menores de la Selección de Panamá y era Guillermo Palacios, un aficionado de fútbol, quien los llevaba a las prácticas. Fue así como llegó a formar parte de la Selección Sub-20 que participó en el Mundial de la FIFA de esa categoría en el 2011 en Colombia, con el entrenador Jorge Dely Valdez.

Su buena actuación le abrió las puertas al extranjero con 19 años. Desde entonces se ha mantenido en vigencia como legionario. Su primera aventura fue con el Fénix de Uruguay en el 2011, y aunque tuvo un breve paso en México con Venados del carismático entrenador José Luis Sánchez Solá, regresó pronto a Uruguay en donde estuvo hasta el 2019 con los clubes Defensores Sporting y Plaza Colonia.

El delantero recuerda con mucho cariño el apoyo de su compañero de selección y amigo, el guardameta Luis Mejía, ya que fue él quien le abrió las puertas de su casa en Uruguay porque no contaba con dinero para poder pagar un apartamento y Luis lo apoyó con todos los gastos. “Es uno de mis grandes amigos”, reconoce.

El entrenador Eduardo Acevedo fue quien lo llevó a Defensores, pero en esa época no tuvo mucha continuidad. Sin embargo, fue el mismo Acevedo quien lo llamaría de nuevo para jugar con la Universidad de Concepción, en Chile, para que luego lo comprara el Everton.

“Mi vida cambió en todo sentido en Chile. La he pasado muy bien y hasta me llamaron a la Selección. Estoy muy contento”, confiesa Cecilio, quien tiene contrato con el Everton hasta el 2023 y espera que lo logren colocar en un buen equipo para esta nueva temporada.

El delantero panameño disfruta de sus entrenamientos en Concepción, la ciudad que le abrió las puertas para que alcanzara uno de sus mejores niveles como futbolista. Ahí comparte con su esposa e hija, Mía, de 5 años.


Cecilio Waterman con la camisa del Everton de Viña del Mar, Chile. 

Ahora que la vida se lo permite disfrutar de los platillos de los diferentes países en los que ha jugado. Desde los tacos de México, así como la carne de Uruguay, los mariscos de Panamá y la comida peruana. Cecilio Waterman confiesa que si hay algo que le encanta es comer en restaurantes, algo que cuando era niño no podía hacer. Cada vez que puede sale a compartir con su familia y satisfacer su paladar. También disfruta de las tardes en casa tomando café y viendo películas o series.

Waterman espera con ansias los partidos clasificatorios y aunque ahora dice que ya no es tan cabalero como lo fue con Everton, en donde todos los partidos los jugaba con el mismo calzoncillo; ahora, en cambio, si hay algo que hizo durante la semana y le fue bien en el partido lo repite, pero ante todo se encomienda a Dios y se aferra al trabajo que hace todos los días para ser el delantero que ayude a la Selección de Panamá, cuando lo necesite.

 

Leer esto a continuación