Lucila Venegas reflexiona sobre su carrera arbitral en Concacaf
Compartir Artículo

A la izquierda, Lucíla Venegas en su carrera como árbitro internacional, a la derecha, el momento cuando recibió el gafete internacional que le abrió las puertas a varias competencias internacionales que viven en su memoria.

Lucila Venegas reflexiona sobre su carrera arbitral en Concacaf

Publicado en / Actualizado en at

 

  • Con 40 años, se dedica a formar a las nuevas generaciones de árbitros de Concacaf
  • En 2008 obtuvo su gafete internacional de la FIFA que la llevó a grandes torneos
  • Debutó en la Copa Mundial femenina en 2015 donde fue felicitada
  • Árbitro del Año de Concacaf en 2017 y 2018

 

MIAMI, Florida - La carrera arbitral de Lucila Venegas casi termina antes de que realmente comenzara.

Como estudiante universitaria en su México natal, Venegas fue convencida por un amigo para intentar arbitrar. Después de desviar ligeramente la verdad sobre su nivel de experiencia y estar equipada con una copia de las Reglas de Juego, Venegas hizo sonar el silbato para oficial su primer partido como árbitro en una liga infantil.

No salió bien.

“El primer juego fue un desastre”, recordó Venegas sonriendo en una entrevista con Concacaf.com. “Era septiembre de 1999 y era un juego de niños de seis años. Di por valido un gol en posición fuera de juego y a una anotación legítima posión delantada… ¡Fue terrible! Fue el peor juego de mi vida!.

“El entrenador del equipo local vino a verme al final del partido con su moto para sacarme de allí porque ¡todos los padres de los chicos estaban enojados conmigo! Ese fue el primer paso en mi vida como árbitro ”, recordó Venegas.

Lucila Venegas al centro, antes del partido entre Canadá vs Costa Rica, en las Semifinales del Clasificatorio Olímpico Femenino CONCACAF 2020, en el Dignity Health Sports Park Stadium, el 07 de febrero de 2020. (Foto: Mexsport) 

Afortunadamente para Venegas y el resto del mundo del fútbol, ​​su carrera progresó hasta el punto de que ofició al más alto nivel, arbitrando partidos en la Copa Mundial Femenina de la FIFA y los Juegos Olímpicos.

Y ahora, a los 40 años, Venegas se ha retirado de un puesto que era mucho menos que un trabajo y más una pasión.

“Es una mezcla de emociones. En este momento de mi vida, ahora que he terminado mi carrera como árbitro, me siento agradecida por todas las cosas que me han pasado. Me siento honrada de que personas como [Director de Arbitraje de Concacaf] Brian [Hall] me hayan considerado como uno de los mejores árbitros de Concacaf. Me siento realmente privilegiada de haber tenido esta experiencia en mi vida. Fue una trayectoria realmente hermosa”.

Venegas habló con Concacaf.com el mes pasado desde Curazao, donde asistía en un curso de arbitraje femenino de élite en el que participaron 36 árbitras.

Su objetivo es seguir trabajando con los árbitros como asesora e instructora para ayudar a preparar a la próxima generación de árbitros que sin duda se beneficiarán de su tutoría, experiencia y relevancia.

“Quiero compartir mis experiencias con los jóvenes árbitros. Es mucho más difícil ahora en el fútbol moderno que en mi época. Ahora es más rápido. Por eso existe el VAR porque algunas cosas son imposibles de ver, por eso estoy feliz de estar aquí ahora y listo para compartir experiencias con los más jóvenes”

Después de su gran escape del partido infantil mencionado anteriormente, Venegas haría su debut como árbitro profesional en 2005 después de tomar todos los cursos necesarios para obtener su licencia profesional. Su experiencia como árbitro en todo México la llevó finalmente a convertirse en oficial con categoría de la FIFA en 2008, un honor otorgado a unos pocos elegidos.

“En 2006 buscaban buenos candidatos para una insignia de la FIFA. La FIFA tiene sus requisitos y yo fui la única que pasó todos los requisitos. Me sentí muy feliz, pero conseguir la insignia de la FIFA fue la parte fácil. La parte más difícil fue mantener mi placa y ser reconocida. No fue fácil.

Lucila Venegas, durante la ceremonia de gafetes FIFA para arbitros mexicanos. 15 de enero de 2010.

“Recibí un premio en Guadalajara en mi ciudad por recibir este elogio, pero después de eso no tuve un torneo durante dos años porque no se llevaron acabo torneos femeninos. Era diferente. Ahora tenemos muchas competencias y oportunidades para nuevos árbitros, pero en el pasado lo único que teníamos era la clasificación para la Copa del Mundo y los Juegos Olímpicos”, recordó Venegas.

Muy pronto, Venegas estaba acumulando experiencia internacional y luego recibió la llamada que siempre recordará: una asignación para la Copa Mundial Femenina de la FIFA 2015. El primer partido para el que designada en ese torneo fue en la fase de grupos entre Suiza y Japón, en el que tuvo que tomar una decisión crítica en un tiro de penal que resultó en una victoria por 1-0 para Japón.


El encuentro entre Suiza y Japón (foto) en el BC Place Stadium, de Vancouver le dejó grandes recuerdos en su carrera a la hora retirada oficial Lucila Venegas. (Foto FIFA) 

Si bien todavía recuerda con gran claridad la jugada, lo que se destaca aún más son las secuelas.

“Esperaba haber tomado correctamente la decisión ya que era mi primera Copa del Mundo. Estaba realmente nerviosa. No tuve tiempo de ver la repetición, así que cuando llegué al hotel, parte del equipo me estaba esperando en la entrada del hotel y me dijo: 'Massimo [Busacca, Director de Arbitraje de la FIFA] quiere hablar contigo "Yo dije:" ¡Oh, Dios mío! Me voy a casa. ¡Cómo pude perder esta oportunidad! 'Massimo me dijo:' Lucila, ¿cómo estás? 'Yo dije:' ¿Estoy bien, tú? Él dijo: 'Estoy muy feliz'. Y entonces dije: ' ¡Bien! ¡Yo también estoy muy feliz! 'Este sentimiento, todavía lo recuerdo ”, recuerda con alegría  Venegas.

Otro punto culminante de su carrera fue servir como árbitro principal de la semifinal femenina en los Juegos Olímpicos de Río 2016 entre Suecia y Brasil. Una vez más, mantener la cabeza fría permitió a la oficial mexicana superar los desafíos de ese día en el famoso Estadio Maracaná de Río.

Lucila Venegas a la derecha, en el partido Francia vs Nueva Zelanda para el grupo G  en los Juegos Olímpicos Río 2016 en el Estadio Arena Fontenova de Río de Janeiro. (Foto: Mexsport) 

“Estábamos esperando nuestro transporte para ir al estadio, pero nunca llegó, así que tuvimos que llegar como cualquier aficionado. Corríamos hacia el estadio y la gente de seguridad no nos dejaba entrar. ¡Estábamos desesperados! Finalmente llegamos…. Se supone que debes estar allí 90 minutos antes, pero llegamos 45 minutos antes. Hicimos una revisión rápida del campo y luego regresamos y solo tuvimos siete minutos para calentar. Le dije a mi equipo: "¡Haz lo que necesites!" Pero fue una experiencia increíble en mi vida, porque se tuvo que definir el tiros de penal y terminamos con todos las jugadoras dándose la mano y abrazándose. No hubo dificultades, nada escandaloso. Fue como un sueño ”

Además de arbitrar en Copas Mundiales y Juegos Olímpicos, Venegas también ganó los honores de Árbitro del Año de Concacaf en 2017 y 2018, pero a pesar de todos los aplausos que recibió en su carrera, lo que recordará con más cariño son las relaciones que forjó.

“Pienso en todas las personas maravillosas que conocí y en todas las personas que estaban interesadas en mi carrera y que me ayudaron. Ese es el mayor logro de mi carrera. Por supuesto, he tenido muchas experiencias, pero creo que ahora me siento satisfecha y orgullosa de mi carrera. No hubiera sido posible sin mi Federación y Confederación. Lo más destacado son los Juegos Olímpicos, las Copas del Mundo, pero en mi corazón, son todas las personas maravillosas que conocí. Estuvieron ahí para mí todo el tiempo ”, concluyó Venegas. 

Leer esto a continuación