logo
  • niños
  • niñas
  • Fishel y la Sub-15 de niñas de EE.UU buscan fabricar su propio futuro

    Mia Fishel (en la foto) fue la capitana de EE.UU. que ganó el título del Campeonato Sub-15 de niñas CONCACAF y ganadora del Balón de Oro del torneo.

    ORLANDO, Florida - En el fútbol, los aficionados y miembros de la prensa están siempre en busca del próximo acontecimiento, comparando jugadores de una generación a otra al igual las diferencias entre manzanas y naranjas.

    Es un ejercicio divertido que mantiene a las llamas del debate vivas. Genera interés y nos mantiene en contacto con la historia de este deporte.

    Usted puede haber notado, sin embargo, que los jugadores que compiten en realidad rara vez se involucran en el debate. Están demasiado ocupados trabajando y ayudando a su equipo a tener éxito en el presente.

    Después de ver a Estados Unidos a ganar el Campeonato Sub-15 de niñas de la CONCACAF 2016 hace dos semanas, se puede empezar a entender por qué esto es así.

    Cuando se le preguntó a Mia Sishel si ella y sus compañeras de equipo se ven a futuro como las próximas Mia Hamm, Carli Lloyd o incluso Mallory Pugh, la capitán del equipo de EE.UU. dio la respuesta perfecta: "Queremos ser nosotras mismas. Vamos a crear nuestro legado. Sólo mostrando a nuestro país de lo que estamos hechas, demostrando como avanzamos de nuestra juventud a convertirnos en adultos ".

    Esas integrantes del equipo Sub-15 de EE..U tuvieron un gran comienzo en su trayecto por la CONCACAF, que en última instancia podría llevarlas a triunfos globales.

    "Estuvimos practicando 18 meses y sabíamos que íbamos terminar bien en este torneo", dijo Fishel, que ganó el Premio Balón de Oro del evento. "Sólo teníamos que hacer nuestro juego y no pensar en otra cosa."

    Las estadounidenses derrotaron 2-0 al campeón defensor Canadá en la final para completar la competencia con una marca de 7-0-0, anotando la extraordinaria suma de 50 goles y no permitieron ninguno.

    "Se siente increíble", continuó Fishel. "Siento que todo nuestro trabajo se vio reflejado en terreno de juego nunca nos rendimos. Venimos de todos lugares. Se siente increíble ver a todas felices ".

    No hay que dejar que la marca perfecta y la diferencia de goles sea un engaño, Estados Unidos fue puesta a prueba en el ESPN Wide World Complex. Ganó dos encuentros muy estrechos 1-0 ante México y Haití . De haber perdido en esos partidos hubieran significado la eliminación en la primera ronda.

    "Sólo permaneciendo juntas como un equipo y luchar juntos, y no de forma individual, se pueden superar todos los retos", comentó Fishel sobre cómo ella y sus compañeras de equipo lograron superar esos momentos difíciles.

    Fishel disfrutó de su primera participación en el mundo del fútbol de la CONCACAF y cree que el evento Sub-15 fue muy importante para los otros 22 participantes como lo fue para EE.UU..

    "Las otras selecciones deben seguir trabajando y creer que todo es posible", la integrante del San Diego Surf sub rayó. "Tuvimos muchos desafíos al igual que los rivales. Deben seguir trabajando fuerte ". apuntó.

    Y pueden estar seguros que Fishel estará haciendo lo mismo.


No te pierdas esto en CONCACAF