• Monday Oct 23, 2017

    Árbitros continúan creciendo profesionalmente mediante programa especializado de CONCACAF

    Los árbitros Iván Barton y Héctor Salazar obtuvieron su certificación de la FIFA tras participar en el Programa de Excelencia de Árbitros de CONCACAF, llevado a cabo en conjunto con la Federación Mexicana de Fútbol (FMF) este año en Toluca, México.

    Iván Barton y Héctor Salazar son dos salvadoreños apasionados por el fútbol y el arbitraje, enfocados en un sueño: pitar en una competencia internacional de alto nivel como la Copa Mundial de la FIFA o la Copa Oro de CONCACAF. 

    Tras participar en el Programa de Excelencia de Árbitros de CONCACAF, llevado a cabo en conjunto con la Federación Mexicana de Fútbol (FMF) este año en Toluca, México, Barton y Salazar cumplieron la meta de recibir la certificación de la FIFA. Más allá de lograr este objetivo, la experiencia del programa les ha brindado herramientas para crecer y mejorar el nivel de arbitraje en su país.

    Para Barton, la experiencia del programa ha sido enriquecedora.

    “Ser parte de esta primera generación del Programa de Excelencia de Árbitros de CONCACAF significó para mí una grandiosa experiencia tanto a nivel personal como profesional. Tuve un crecimiento en todas las áreas, la convivencia con árbitros de otros países contribuyó al intercambio cultural y esto significó una parte muy motivadora del programa. El crecimiento arbitral ha sido sustancial ya que hemos recibido herramientas que nos ayudan a acelerar ese proceso de desarrollo en esta gran profesión”, comentó Barton. 

    Trece árbitros participaron en esta iniciativa de ocho semanas en la cual los mejores árbitros a nivel nacional fueron entrenados por oficiales profesionales de México, así como por instructores de la FIFA. Los participantes tuvieron la oportunidad de oficiar en divisiones inferiores de la FMF. Durante el entrenamiento tuvieron acceso personalizado a los recursos educativos de FEMEXFUT, incluyendo sesiones especiales sobre aspectos técnicos, físicos, psicológicos y nutricionales. Además, se requiere que los participantes pasen el examen físico para árbitros de la FIFA antes del comienzo de ambos cursos.

    Para Salazar es vital que se continúen llevando a cabo este tipo de programas en la región.

    “El programa está enfocado en mejorar el arbitraje en nuestra zona de CONCACAF y competir al más alto nivel. Me interesa poner en práctica en mi país aspectos como tener una lectura del partido, mejor control de juego, ubicación y anticipación”, dijo Salazar.  

    Asimismo, Barton destacó aspectos claves del programa como el seguimiento personalizado, el apostar por árbitros integrales, la forma en que se llevaron a cabo las sesiones de análisis de partidos y la preparación psicológica y nutricional.

    Además, el programa permite percibir las oportunidades que el fútbol ofrece a través del arbitraje.

    “Hay oportunidades en el campo internacional y se pueden lograr muchas metas siendo disciplinados y esforzándonos para dar lo mejor de sí mismo. Este programa abre muchas posibilidades para mejorar el arbitraje”, agregó Salazar.

    Para ambos jóvenes, lograr la certificación de la FIFA simboliza el cumplimiento de un objetivo profesional que les permite representar a sus familias, países y a CONCACAF en el plano internacional.

    “Significa alcanzar una meta trazada hace ya siete años cuando inicié en esta magnífica profesión, hacer realidad un sueño y un paso importante para llegar al siguiente nivel. Significaría además representar con orgullo y pasión mi familia, mi país y CONCACAF”, concluyó Barton.

  • Champions League

    Related News

    no results


RELATED NEWS YOU'LL LIKE